Los proveedores

Es inevitable que todo aquello que no sabes hacer, o bien crees que no te aporta valor, decidas que lo realice otra persona, tanto en lo personal como en lo profesional.  ¿Quién no ha pensado alguna vez en externalizar las labores de limpieza de su casa tanto por falta de tiempo como por afinidad? ¿Qué empresa no decide externalizar los asuntos fiscales y jurídicos? Como respuesta a estas preguntas surge la figura de los proveedores.

Realmente la motivación para contratar a un proveedor puede venir dada por  varios factores, económicos, si creemos que un proveedor puede realizar servicios más económicos que los que realizamos nosotros; de calidad, si creemos que contratándolos aumentará el valor propio; funcional, si realmente no lo sabemos hacer y necesitamos que alguien lo haga por nosotros; o bien, porque no disponemos del tiempo necesario para llevarlo a cabo.  Al final cada empresa tendrá unos motivos distintos para externalizar un tipo de servicio, no obstante, ¿Quién será el elegido para llevarlos a cabo?

La selección y evaluación de proveedores son fases, que aunque pueden ser consideradas como “ineficientes”, ayudan a prevenir problemas futuros.  Por tanto hay que prestar especial atención a detalles como:

  • Precio y condiciones: precio del servicio, condiciones de pago, plazos de entrega, compensaciones comerciales y garantías.
  • Producto y servicio: calidad del producto/servicio, adaptación a especificaciones, mantenimiento posterior, tecnología y certificaciones.
  • Empresa: estabilidad del proveedor, proximidad, facilidad de las comunicaciones, importancia como cliente y referencias de terceros.

A la vista de los factores parece sencillo, sin embargo, es mucho más fácil evaluar a posteriori que seleccionar a priori, ya que habrá indicadores que no serán conocidos hasta que comiencen a desarrollar sus servicios/productos, y es aquí la tarea más complicada ante la cual los comerciales de los proveedores intentan mover la balanza para su lado.  Además es importante hacer entender y que el proveedor entienda que es lo que se necesita para en el futuro evitar posibles situaciones como las que muestran en la siguiente imagen:

requisitos cliente proveedor

Por tanto se hace necesario disponer de un método riguroso tanto de selección como evaluación de proveedores que permita minimizar la elección inadecuada de un servicio/producto y que fomente las relaciones beneficiosas a largo plazo (ganar-ganar), donde la calidad y la flexibilidad del proveedor serán los dos factores clave para las empresas que buscan la excelencia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s