¿Empresas competitivas españolas?

Demasiado tiempo sin escribir, y ya iba siendo hora.  Cada vez más se habla de crisis, déficit, paro, recortes, subida de impuestos, desahucios, despidos, deuda, prima de riesgo, rescate… pero a que estado social nos quieren llevar los medios de comunicación y  ¿Dónde están las acciones del gobierno para que la situación se revierta de una vez por todas?

En España tenemos multitud de casos de éxito de empresas  y es justamente lo que los medios de comunicación deberían de potenciar más, evidentemente sin olvidarnos de la situación actual para que cada uno sea consciente de la realidad, pero sin llegar a ser lo único que realmente importe.  Os dejo con el siguiente link de la “Sexta Columna” en el que se muestran diferentes empresas que consiguen ser una referencia en estos tiempos turbios:

Empresas competitivas 

 A la vista del vídeo anterior, esta claro que haciendo las cosas de manera diferente se conseguirá evolucionar y dar un paso al frente, siendo una clara referencia global.  Para eso nos tenemos que olvidar de ser un país que importe conocimiento a justamente lo contrario, es la clave por la que las anteriores empresas están teniendo éxito,  añadido a su capacidad de adaptación al entorno cambiante.  No obstante, todo el talento y conocimiento generado durante décadas se está marchando a otros países y es justamente este hecho el que debemos parar de inmediato o las consecuencias podrán ser irreparables a medio plazo.

Todos somos conscientes de que España esta viviendo una de sus peores crisis globales, ya no es puramente económica, y el cambio solo será posible si pasamos a un modelo de conocimiento y de generación de riqueza, olvidándonos del actual modelo ineficiente.  Os dejo con un último vídeo en el que se explica la crisis española desde un punto de vista diferente y en el que se señalan empresas punteras en sectores estratégicos, parece ser que algo hacemos bien, aunque desde ciertas esferas se diga lo contrario:

 

Anuncios

Solo dispones de 24 horas

Cuántas veces desearías que el día tuviera más horas para poder llevar a cabo todas las cosas que te gustaría realizar? Si realizas una correcta gestión del tiempo, ¿Has pensado que también es posible que parte de tus tareas las realice otra persona? No tengas miedo a lo que significa la palabra delegar, querer abarcar y controlar todo no siempre es posible.

En el mundo de las empresas, desgraciadamente, todavía existen multitud de pequeñas y medianas empresas y con carácter familiar, en el que el fundador quiere controlar todos los aspectos de la vida de su querida empresa. Para volúmenes pequeños, quizás sea posible, pero a medida que una empresa crece se hace indispensable utilizar la palabra delegar si tu jornada empresarial no quieres que se convierta en 12 horas diarias todos los días de la semana.

Delegar significa que otros hagan parte de nuestro trabajo, lo cual implica ceder dos aspectos fundamentales:

  • Autoridad para hacer y decidir por nosotros.
  • Cierta responsabilidad respecto a las consecuencias.

No obstante, muchos jefes/empresarios tienen miedo a que se equivoquen pos las tareas que solían realizar ellos, y esto se debe fundamentalmente a que el directivo no consigue delegar correctamente ya no puede evadirse de la responsabilidad así como a una falta de confianza en la persona elegida. Para una delegación eficaz debe existir un adecuado sistema de control que nos permita perder ese “miedo”. Los pasos para delegar eficazmente son:

  • Decidir qué voy a delegar y a quién: nivel de competencia, conocimientos y habilidades.
  • Definir y explicar las tareas claramente al colaborador, no es suficiente con indicar el camino, hay que explicar por donde hay que recorrerlo.
  • Determinar el nivel de autoridad respecto a las decisiones, en función de los conocmientos/experiencia del empleado y de la importancia del trabajo y/o peligro del proyecto.
  • Definir el proceso de aprendizaje y puntos clave como sistema de control.
  • Retroalimentación, aspectos a mejorar o cambiar del proceso de delegación.

Si se siguen estos pasos, las tareas que ya no hagamos serán realizadas con la misma calidad con la que las hacíamos nosotros. Por tanto, una vez que nos hemos organizados a nosotros mismos (gestión del tiempo), hay que aprender a organizar a los demás (delegar), con ello se enriquecerá a todos y nos daremos cuenta que utilizando un adecuado sistema de control podremos dedicar más tiempo a lo realmente importante.

Gestión del tiempo

Si funciona, ¿Por qué cambiarlo?

Tras una pequeña estancia por el país que más adora a su monarquía o más público lo hacen, me he dado cuenta que eso no es solo lo que nos diferencia de ellos, sino muchas más cosas que hacen que un país funcione de forma muy diferente al otro.

España está viviendo una de sus peores crisis económicas desde que el capitalismo moderno se instauró entre nosotros, muchos tienen que emigrar en busca de un futuro mejor a países que están mejor posicionados y no han sido “rescatados”. Inglaterra es el caso, donde el número de españoles aumenta cada día y comienzan a buscarse un trabajo con el que subsistir, ejemplo es C.M. Tras la no respuesta a ninguno de sus CV en territorio español ha decidido emprender este viaje, no está siendo fácil pues nadie te regala nada y todo se puede volver en tu contra en un momento.

Pero, ¿Tan diferentes son ambos países? Realmente, la diferencia más grande reside en la actitud. En España únicamente nos preocupamos de nuestro bienestar y/o felicidad, allí tienen una cultura que fomenta en mayor medida la cooperación, voluntariado y trabajo en equipo. Solo hay que ver el pasado fin de semana con el Diamond Jubilee para darse cuenta de tal diferencia.

Esta es solo una de las pequeñas diferencias, porque al igual que una empresa normal comparada con una empresa que hace bien las cosas, las diferencias residen en multitud de detalles que se realizan de la mejor manera posible y permiten incrementar su valor en todos los sentidos. Ellos saben muy bien cómo vender sus marcas y donde reside su auténtico “core”, nosotros todavía lo estamos buscando y lo peor es que no hemos encontrado aún el camino.

Además, aplican una norma no escrita que les funciona y muy bien, cosa que aquí parece que no hacemos mucho caso, pues nos gusta hacer y deshacer lo que ha realizado los anteriores. Como dicen en el país anglosajón, al final lo que cuenta es que “If it isn’t broken, why we have to fix it?”

 

La importancia de la forma

A la hora de transmitir un mensaje, importa tanto el contenido como la forma en la que se comunica lo que se desea, mensajes con alto contenido pero transmitidos de una forma inadecuada no tendrá la misma repercusión que si se hubieran realizado de otra  manera. En el siguiente video podemos encontrar una clara combinación de ambas, una chica de 12 años explicando la situación económica de su país y como se ha llegado hasta ese punto en Canadá.

En pocas semanas, el video anterior ha calado muy hondo entre, no solo la población de Canadá, sino en todo el mundo. Pero, ¿Por qué?, ¿Acaso en su mensaje está poniendo de manifiesto algo que no sabíamos, o que ya deberíamos de saber? La respuesta es obvia, una niña hablando de la crisis económica transmite un mensaje muy claro y alto: “No es un problema que afecte a unos pocos, sino justamente lo contrario, ha sido creado por unos pocos pero afecta a todo el conjunto de la población, incluyendo los más jóvenes y su futuro”.

Es de estos últimos quienes tienen, mejor dicho, tenemos la oportunidad de cambiar las cosas hacía un modelo socio-económico más sostenible y que tenga una mayor regulación, en el que las autoridades no esclavicen a sus ciudadanos con los bancos, y se establezcan unos límites a la deuda para que sea soportable por todos los individuos.

Al fin y al cabo, el modelo capitalista está basado en la confianza de un dinero que no existe, pero que confiamos a los bancos. Esta confianza está siendo duramente atacada por los últimos acontecimientos, tanto por la ineptitud de unos como por la desconfianza ciega de otros. Un cambio es posible, ya lo dice Victoria Grant en el vídeo anterior “Nunca dudes que un pequeño grupo de personas puede cambiar el  mundo. De hecho, es lo único que lo ha hecho.”

Por tierra, mar o aire

Esas son las salidas que últimamente tienen muchos de los recién titulados españoles, solo hace falta ver los programas de moda de “Españoles por el mundo” para darse cuenta de tal situación, es más, quién no conoce alguno de estos casos.

 
Muchas veces si que encuentran un trabajo en su país pero este no ofrece las condiciones para las cuales se han esforzado durante varios años con las expectativas de lograr un trabajo digno, condiciones precarias que muchos se niegan a aceptar y que finalmente lo hacen dadas las necesidades económicas.

Otros en cambio, ni siquiera llegan a encontrarlo ya que su sector esta realmente dañado por culpa de la crisis, es el caso de todo lo relacionado con la construcción. Conozco de primero mano a M.G., arquitecta recién licenciada que ha tenido que emigrar a Alemania en busca de un futuro mejor, tras unos meses en prácticas ahora esta mejorando su Alemán, porque no os engañéis, sin hablar su idioma y solo con el inglés encontrar un trabajo allí no es nada fácil.

Sin embargo, me niego a considerar que somos una generación perdida y no estoy seguro que seamos la generación mejor preparada, lo que somos es una generación que tendrá que luchar por hacerse un hueco en la sociedad y por encontrar su camino. Esta situación complicada generará, en nosotros los jóvenes, acciones que no teníamos pensadas realizar pero que nos llevará a estar mejor preparados de cara al futuro.

Los políticos tienen gran parte de culpa, pero solo nosotros somos dueños de nuestros pasos y de enseñarles que estaban equivocados. Os dejo con el programa de ayer de la “Sexta Columna”, jóvenes sin rescate:

Jóvenes sin plan de rescate

¿Donde te posicionarías?

¿Quién no conoce a Apple y sus productos? Y ¿Quién no conoce las tiendas de “Todo a un euro” o los “Chinos”? Pocas personas no habrán escuchado acerca de la compañía fundada por Steve Jobs y a su vez pocas no habrán estado en una tienda tan clásica. Sin embargo, ¿Cuál es el punto que tienen en común?

Las diferencias entre una y otra son claras. Mientras que Apple ofrece productos de gama alta, con una alta calidad y con un alto precio, este tipo de tiendas ofrece justamente lo contrario, productos de baja calidad en los que nos da igual la marca y simplemente acudimos a estos establecimientos dada la diversidad de productos, y por su precio reducido. Es decir, estamos dispuestos a gastarnos 500 euros en un ipad, pero luego vamos a comprar servilletas a estas tiendas, en lugar de a otros establecimientos, porque son más baratas. ¿Por qué?

Actualmente, en el mercado existe infinidad de empresas y pequeños comercios que ofrecen sus productos a un precio razonable y con una calidad aceptable, destinándolos a un público con un nivel adquisitivo intermedio. Sin embargo, justamente es en este rango de mercado y con estos precios donde más empresas coexisten y por tanto más competencia existirá. Aquí esta el error de muchas nuevas empresas que tratan de posicionarse en este tramo tan masificado y sin diferenciarse pronunciadamente de sus competidores. No obstante, el mercado en los últimos años ha estado evolucionando hacía los extremos y las empresas que lo habían previsto, son las que están resultando ganadoras.

De tal forma que, posicionamiento es lo que Apple y las tiendas de todo a 1 euro tienen en común, alta/baja calidad y alto/bajo precio. En ambos casos han tenido claro que situarse en los extremos es lo que les aportaría más beneficio y donde tendrían sumamente claro cual sería su demanda, además la competencia será mínima, si es que la tienen.