La importancia de la forma

A la hora de transmitir un mensaje, importa tanto el contenido como la forma en la que se comunica lo que se desea, mensajes con alto contenido pero transmitidos de una forma inadecuada no tendrá la misma repercusión que si se hubieran realizado de otra  manera. En el siguiente video podemos encontrar una clara combinación de ambas, una chica de 12 años explicando la situación económica de su país y como se ha llegado hasta ese punto en Canadá.

En pocas semanas, el video anterior ha calado muy hondo entre, no solo la población de Canadá, sino en todo el mundo. Pero, ¿Por qué?, ¿Acaso en su mensaje está poniendo de manifiesto algo que no sabíamos, o que ya deberíamos de saber? La respuesta es obvia, una niña hablando de la crisis económica transmite un mensaje muy claro y alto: “No es un problema que afecte a unos pocos, sino justamente lo contrario, ha sido creado por unos pocos pero afecta a todo el conjunto de la población, incluyendo los más jóvenes y su futuro”.

Es de estos últimos quienes tienen, mejor dicho, tenemos la oportunidad de cambiar las cosas hacía un modelo socio-económico más sostenible y que tenga una mayor regulación, en el que las autoridades no esclavicen a sus ciudadanos con los bancos, y se establezcan unos límites a la deuda para que sea soportable por todos los individuos.

Al fin y al cabo, el modelo capitalista está basado en la confianza de un dinero que no existe, pero que confiamos a los bancos. Esta confianza está siendo duramente atacada por los últimos acontecimientos, tanto por la ineptitud de unos como por la desconfianza ciega de otros. Un cambio es posible, ya lo dice Victoria Grant en el vídeo anterior “Nunca dudes que un pequeño grupo de personas puede cambiar el  mundo. De hecho, es lo único que lo ha hecho.”

Anuncios