¿Empresas competitivas españolas?

Demasiado tiempo sin escribir, y ya iba siendo hora.  Cada vez más se habla de crisis, déficit, paro, recortes, subida de impuestos, desahucios, despidos, deuda, prima de riesgo, rescate… pero a que estado social nos quieren llevar los medios de comunicación y  ¿Dónde están las acciones del gobierno para que la situación se revierta de una vez por todas?

En España tenemos multitud de casos de éxito de empresas  y es justamente lo que los medios de comunicación deberían de potenciar más, evidentemente sin olvidarnos de la situación actual para que cada uno sea consciente de la realidad, pero sin llegar a ser lo único que realmente importe.  Os dejo con el siguiente link de la “Sexta Columna” en el que se muestran diferentes empresas que consiguen ser una referencia en estos tiempos turbios:

Empresas competitivas 

 A la vista del vídeo anterior, esta claro que haciendo las cosas de manera diferente se conseguirá evolucionar y dar un paso al frente, siendo una clara referencia global.  Para eso nos tenemos que olvidar de ser un país que importe conocimiento a justamente lo contrario, es la clave por la que las anteriores empresas están teniendo éxito,  añadido a su capacidad de adaptación al entorno cambiante.  No obstante, todo el talento y conocimiento generado durante décadas se está marchando a otros países y es justamente este hecho el que debemos parar de inmediato o las consecuencias podrán ser irreparables a medio plazo.

Todos somos conscientes de que España esta viviendo una de sus peores crisis globales, ya no es puramente económica, y el cambio solo será posible si pasamos a un modelo de conocimiento y de generación de riqueza, olvidándonos del actual modelo ineficiente.  Os dejo con un último vídeo en el que se explica la crisis española desde un punto de vista diferente y en el que se señalan empresas punteras en sectores estratégicos, parece ser que algo hacemos bien, aunque desde ciertas esferas se diga lo contrario:

 

Anuncios

La sociedad del Futbol

Desde hace dos semanas que estamos disfrutando de la tan ansiada Eurocopa de futbol, tan esperada y deseada tanto por aficionados como por no aficionados, para tener distraía a la plebe y darles una alegría en medio de todo este panorama de rescate, o mejor dicho, préstamo bancario.

Además, ¿Cuántas banderas de España estamos viendo estos días adornando nuestros balcones? ¿Cuántas pancartas en protesta de los recortes hay sin embargo en ellos? La comparación puede ser realmente sorprendente, pero la cruda realidad es la que podemos apreciar dando una vuelta por nuestras calles. Nos volcamos más en apoyar a nuestra selección para que gane la Eurocopa, mientras nos da igual que se instaure el copago en sanidad, por poner un ejemplo de tantos.  Es lo que muchos denominan, una sociedad dormida.

Vivimos en una sociedad donde lo más importante es el yo, y mientras mi burbuja vital no sea alterada, me es lo mismo si mis vecinos han perdido su trabajo, porque mi burbuja no sufrirá cambio alguno. El problema es que tarde o temprano te acabará tocando y en caso de tener una cierta empatía, te acordarás de aquel momento en que tu pasividad podría haber condicionado el futuro. Estoy convencido que el resultado y la cooperación, en Inglaterra hubiera sido distinto (post anterior)

Mientras tanto el gobierno ya piensa de qué forma desviar la atención una vez terminen los encuentros futbolísticos, aunque lo van a tener realmente fácil, los juegos olímpicos. Yo apoyo a la selección, pero en mi balcón seguirá estando la misma reclamación a unos derechos que tanto habían costado de conseguir y que poco a poco estamos perdiendo, los culpables, en cierto modo, nosotros mismos por permitirlo.

Si funciona, ¿Por qué cambiarlo?

Tras una pequeña estancia por el país que más adora a su monarquía o más público lo hacen, me he dado cuenta que eso no es solo lo que nos diferencia de ellos, sino muchas más cosas que hacen que un país funcione de forma muy diferente al otro.

España está viviendo una de sus peores crisis económicas desde que el capitalismo moderno se instauró entre nosotros, muchos tienen que emigrar en busca de un futuro mejor a países que están mejor posicionados y no han sido “rescatados”. Inglaterra es el caso, donde el número de españoles aumenta cada día y comienzan a buscarse un trabajo con el que subsistir, ejemplo es C.M. Tras la no respuesta a ninguno de sus CV en territorio español ha decidido emprender este viaje, no está siendo fácil pues nadie te regala nada y todo se puede volver en tu contra en un momento.

Pero, ¿Tan diferentes son ambos países? Realmente, la diferencia más grande reside en la actitud. En España únicamente nos preocupamos de nuestro bienestar y/o felicidad, allí tienen una cultura que fomenta en mayor medida la cooperación, voluntariado y trabajo en equipo. Solo hay que ver el pasado fin de semana con el Diamond Jubilee para darse cuenta de tal diferencia.

Esta es solo una de las pequeñas diferencias, porque al igual que una empresa normal comparada con una empresa que hace bien las cosas, las diferencias residen en multitud de detalles que se realizan de la mejor manera posible y permiten incrementar su valor en todos los sentidos. Ellos saben muy bien cómo vender sus marcas y donde reside su auténtico “core”, nosotros todavía lo estamos buscando y lo peor es que no hemos encontrado aún el camino.

Además, aplican una norma no escrita que les funciona y muy bien, cosa que aquí parece que no hacemos mucho caso, pues nos gusta hacer y deshacer lo que ha realizado los anteriores. Como dicen en el país anglosajón, al final lo que cuenta es que “If it isn’t broken, why we have to fix it?”

 

Por tierra, mar o aire

Esas son las salidas que últimamente tienen muchos de los recién titulados españoles, solo hace falta ver los programas de moda de “Españoles por el mundo” para darse cuenta de tal situación, es más, quién no conoce alguno de estos casos.

 
Muchas veces si que encuentran un trabajo en su país pero este no ofrece las condiciones para las cuales se han esforzado durante varios años con las expectativas de lograr un trabajo digno, condiciones precarias que muchos se niegan a aceptar y que finalmente lo hacen dadas las necesidades económicas.

Otros en cambio, ni siquiera llegan a encontrarlo ya que su sector esta realmente dañado por culpa de la crisis, es el caso de todo lo relacionado con la construcción. Conozco de primero mano a M.G., arquitecta recién licenciada que ha tenido que emigrar a Alemania en busca de un futuro mejor, tras unos meses en prácticas ahora esta mejorando su Alemán, porque no os engañéis, sin hablar su idioma y solo con el inglés encontrar un trabajo allí no es nada fácil.

Sin embargo, me niego a considerar que somos una generación perdida y no estoy seguro que seamos la generación mejor preparada, lo que somos es una generación que tendrá que luchar por hacerse un hueco en la sociedad y por encontrar su camino. Esta situación complicada generará, en nosotros los jóvenes, acciones que no teníamos pensadas realizar pero que nos llevará a estar mejor preparados de cara al futuro.

Los políticos tienen gran parte de culpa, pero solo nosotros somos dueños de nuestros pasos y de enseñarles que estaban equivocados. Os dejo con el programa de ayer de la “Sexta Columna”, jóvenes sin rescate:

Jóvenes sin plan de rescate

Decadencia o expansión 2.0

Está claro que las redes sociales han supuesto un antes y un después en la forma de comunicarnos entre nosotros, facilitando las mismas sobre todo con quienes la distancia era un impedimento. Sin embargo, existe muchos detractores de estas o que no ven claro su uso así como la privacidad, ElPaís los ha llamado los “insumisos de las redes sociales”.

La cuestión es que existen muchas redes sociales que no están viviendo su mejor momento, XING, Fotolog y myspace cuentan con más de un 80% de abandono o no uso de las cuentas que dispone.  Tampoco hay que irse mucho más lejos para encontrar dos redes sociales que tienen una gran cuota de mercado y ,no obstante, poseen alrededor de un 35% de abandono.  Únicamente, Facebook se salva con un 10%.  ¿Quieren decir estos datos que las redes sociales se encuentran en una etapa de decadencia?

Si bien es verdad que existe una masificación de redes sociales, cada una de las que sobrevivan en el futuro próximo será porque ofrecerá algo distinto a su competencia o bien se especializará en un nicho muy concreto. Este es el caso de la nueva red social de Pinterest, con un aspecto visual muy atractivo, estableciendo las fotos como núcleo principal.¿Quién iba a decir que con el número de redes sociales  aparecería una nueva que en tan solo 1 año tendría 11 millones de usuarios?

En España estamos a la cabeza del uso de las redes sociales, así como su uso a través de smartphones, 44% de la población tiene uno. Pero, ¿hemos llegado a un punto de saturación en el que la volatilidad del producto es inminente? El futuro dirá si han tocado techo y el comportamiento que asumen los usuarios en ellas, pero un hito en el tiempo se acerca con la salida a bolsa de algunas de ellas y el valor intangible que alcanzarán.

Spain is different

Tal y como el título indica, cuantas veces no hemos escuchado la frase “Spain is different”, en ocasiones me negaba a creerlo para la realidad es realmente otra. Pese a quien le pese, España sigue siendo un país de sol, playa, comida y fiesta, a pesar de que intentemos parecer o demostrar lo contrario, es decir, un país de turismo que en los meses de verano frenará la caída del paro.

En concreto, España es diferente porque mientras que muchos países de la eurozona afrontan políticas de estimulación a la investigación, a nosotros no se nos ocurre otra cosa que reducir el presupuesto en 531 millones de euros. España invierte el 1,39% del PIB a esta causa mientras que la media europea se sitúa alrededor del 2,3%, y en los países más desarrollados y que son el actual motor de Europa, justo con quienes osamos a compararnos, llegan a niveles del 3% (más del doble).

¿Por qué muchos países optan por estimular la I+D, mientras que España hace radicalmente lo contrario? La respuesta más diplomática sería que como se esta recortando en todas las partidas de gastos, esta también debe de ser ajustada. Sin embargo, no visualizan que con la I+D se crean puestos de trabajo y que esta puede suponer a largo plazo la creación de patentes y la creación de empresas para explotarlas. Este hecho es algo que Alemania cuida a la perfección y por eso goza de tal posición en el mercado de la más alta tecnología aplicada tanto a procesos como productos (Alemania incrementará en un 5% el presupuesto de sus  organismos de investigación).

Además, las condiciones actuales de personal investigador son cuanto menos nefastas, y para conseguir un contrato digno y estable tienen que encadenar una serie de contratos becarios que hacen poco atractiva esta carrera, convirtiéndose más bien en una cuestión de vocación. Por esta razón, muchos de ellos emprenden viajes con billete de ida a países en los que se sentirán más realizados, y seguramente el billete de vuelta sea solo para disfrutar de lo que nos podemos sentir orgullosos en cierta medida, del turismo.